Seguridad en el cuidado de niños: Reducir el riesgo de quemaduras

Puede sorprenderle saber que los niños sufren quemaduras a un ritmo alarmante dentro de los centros de cuidado infantil. Hay varios peligros que vigilar y controlar para reducir el riesgo de que ocurra una quemadura bajo su cuidado.

Botellas y bebidas
Biberones de fórmula o leche materna NO NECESITAN SER CALENTADAS a pesar de años de personas creyendo lo contrario. Si los padres insisten en que el biberón de su hijo se caliente, entonces una manera segura de hacerlo es correr agua caliente del grifo sobre la botella durante 5 a 10 minutos.

Algunas de las quemaduras más severas a los niños en los centros de cuidado infantil ocurren cuando:

  • El agua hirviendo de crockpots o calentadores de biberones se derrama sobre los niños
  • El café caliente, el té o el chocolate caliente se derraman o salpican sobre los niños
  • Botellas calentadas en el microondas pueden gotear, derramando líquido hirviendo sobre los bebés

La mejor manera de reducir el riesgo de quemaduras es quitar todos los líquidos calientes de las áreas donde los niños están presentes. 

Alimentos
La comida también causa quemaduras en los centros de cuidado infantil cuando se sirve demasiado caliente o se derrama sobre un niño antes de que se enfríe lo suficiente como para ser comido. A veces la comida que quema a los niños está destinada a los miembros del personal y no a los niños a su cuidado.

Para reducir el riesgo de quemaduras a los niños causados por alimentos, considere lo siguiente:

  • Prepare alimentos en habitaciones separadas de donde están ubicados los niños
  • Mantenga el alimento caliente fuera del alcance de los niños hasta que esté lo suficientemente frío como para servirlo
  • Si el personal debe comer donde los niños están presentes, mantenga los alimentos bien calientes fuera del alcance

Aparatos
Varias quemaduras recientemente sufridas por niños en centros de cuidado infantil en el hogar ocurrieron cuando los niños se acercaron demasiado a los aparatos. Los calentadores de espacio, las estufas y chimeneas han causado quemaduras a los niños que podrían haberse evitado.

Considere las siguientes medidas para proteger a los niños de lesiones por quemaduras de contacto:

  • Instale barreras a una distancia segura lejos de calentadores y chimeneas, si están en uso
  • Ajuste la temperatura del calentador de agua a 120 grados centígrados o meno
  • Mantenga a los niños fuera de áreas comunes como cocinas en su centro infantil
  • Mantenga la temperatura baja si los calentadores están en la misma habitación que los niños

Conclusiones
Parece simple que los padres esperen recoger a sus hijos de los centros de cuidado infantil en las mismas condiciones en que los dejaron. Haciendo el esfuerzo para controlar las exposiciones a lesiones por quemaduras contribuirá en gran medida a satisfacer a sus clientes y reducir los riesgos en su centro de cuidado infantil.


The information provided in this article is intended for general informational purposes only and should not be considered as all encompassing, or suitable for all situations, conditions, and environments. Please contact us or your attorney if you have any questions.

For safety or risk management questions or suggestions, please contact Markel.

Email us